Marcar el paso

En esta vida no has escrito de verdad si no has citado “El Arte de la Guerra”. Desde Gordon Gekko a Bruno Gianelli, todo carácter fuerte de una novela, ensayo o guion ha de recuperar una frase del libro y no sin motivo. Primero porque es un libro meditado y segundo porque ahorra tener que explicar en exceso el perfil de un personaje. Si éste ha leído el libro de Sun Tzu, es una persona determinada, asertiva, consciente de sí mismo… ya ven, yo he tirado de calificativos.

Así que voy a soltar la mía; “No hay ningún ejemplo de un país que se haya beneficiado de una guerra larga” y, en los tiempos que vivimos, con un ciclo rápido e incesante de noticias, esta frase cobra especial sentido. 

El pasado fin de semana en Madrid tuvo lugar la manifestación de la España Vaciada o, eslóganes aparte, la manifestación que reivindicó una vida de calidad en la España rural. Ducha escocesa para los políticos que acudieron; al acudir, salieron abucheados, pero de no haber acudido, habrían sido los partidos los que hubieran sido criticados por su falta de sensibilidad. Muy humano todo.

Del gobierno acudieron 4 ministros; Planas, Maroto, Calviño y Valerio. Acudió Echenique (la previa de Podemos, Iglesias incluido, intentando colonizar el concepto “España vaciada” pasara a los anales de nada, pero ahí quedó). Acudió la que fuera ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina e incluso acudió el propio Rivera, dando así, desde Cs, la notoriedad y el peso que la ocasión merecería.

Pero es una batalla corta, ¿verdad? Porque a nadie le interesa entrar en una batalla que no puede enfrentar (“toda guerra se basa en el engaño”). ¿O sí se puede? Puede parecer que sí, porque este miércoles ha habido un debate en Telemadrid (región que no tiene ningún problema a nivel rural) moderado por Manuel Campo Vidal y en el que han intervenido Cosidó (PP), Isaura Leal (PSOE), Pablo Fernández (third string de Podemos que, con las purgas, ha pasado a relief pitcher) y Aurora Nacarino de Ciudadanos. 

Pero el tema no está en el debate. El debate son las brasas de lo del domingo. Lo que importa es qué hay en las reivindicaciones de la España rural y si es un tema que mantener en campaña o ha llegado demasiado pronto y, por tanto, pronto desaparecerá eclipsado por cuestiones más transversales geográficamente como las pensiones, cuestión que también saltó el domingo.

Por ejemplo, la caza. ¿Saben Iglesias y Echenique que la caza deja en el campo 187.000 empleos y 300 millones anuales en repoblación? ¿Que el gasto directo es de 5,4 millones (0,3% del PIB)? ¿Cómo compensarían eso si deciden abolir la caza*? 

Pedro Sánchez en Segovia dijo el lunes que había que corregir “los desequilibrios larvados durante una crisis que se ensañó con dureza en la España interior”, pero lo que salió del Consejo de Ministros el viernes anterior era un plan de planes de 17 folios y sin medidas concretas y sin asignación económica, mientras que lo que ya hay en marcha viene del Gobierno anterior y del trabajo de Edelmira Barreira.

Sabe tan bien como cualquier otro que se haya asomado al problema que el Estado llega a donde llega y que la solución pasa por soluciones (no mesas, no foros) entre las tres administraciones; estatal, autonómica y local.

Sabe tan bien como cualquier otro que la discriminación positiva a la hora de favorecer la creación de empresas y el régimen de autónomos ya está en marcha, pero que la reivindicación sobre una rebaja del IRPF no se podrá poner en marcha porque vulnera la ley.

Por otra parte, el plan 300×100 para llevar la banda ancha a zonas despobladas está en marcha y son 525 millones hasta 2021.

Todo esto sin contar que mucho pasa por la financiación

*Nota: (Otro día hablaremos de sobrelegislar las casas de juego, que se llevarían por delante ingresos para los medios por publicidad, igual que se llevaron la publicidad del tabaco y del alcohol)

Enrique Cocero

Consultor electoral y socio Fundador de 7-50 Strategy

marcar el paso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *